No es tan difícil...

Casi la escucho a diario, la oigo en la panadería, la oigo en la cafetería, la oigo andando por la calle, la oigo por la mañana, por la tarde. La oigo demasiado. A ver si empezamos a eliminar esos pensamientos que nacen de la escasez, cambiamos el chip, y empezamos a pensar desde la riqueza. No es tan difícil... levántate por la mañana y repite esta frase: "No es lo que hay... es lo que tú quieras que haya". No parece gran cosa, pero ya estarás escogiendo.

 

 

 

Ander García Martinez

COMENTARIOS

Deja un comentario