Origen

Mi madre me contó un día, que antes de que yo naciera, una bruja, una hechicera, le dijo que tendría un hijo con una creatividad e imaginación desbordantes, pero que sería un artista condenado al fracaso. Que jamás conseguiría triunfar en nada. Que nunca alcanzaría mis sueños, como si mi destino estuviera sentenciado por una maldición genética. Y ante la cara preocupada de mi madre, concluyo su profético discurso diciendo:

"Lo siento... Es lo que hay"

Entonces... ¿Quién era? ¿Cómo iba a alcanzar mis sueños? ¿Cuál era mi destino? ¿Cómo iba a viajar hasta el sol y ver lo que esconde detrás?

 

 

 

Fragmento de la obra "Louise"

Por Ander García Martinez

COMENTARIOS

Deja un comentario