El balcón

Los números jamás podrán llegar a imaginar las veces que había soñado con aquel momento. Me separé de la cama y miré hacia el balcón. Me daba miedo abrir las puertas, pero sentí que no podría evitarlo. Había tanto amor detrás de ellas que lo que hubiera al otro lado podía besar todas las bocas del mundo a la vez. Mi respiración me decía que estaba cerca de algo, algo grande, quizá inabarcable. Cada aliento que salía de mi boca era toda una vida. Toda la pasión de mi existencia al otro lado de aquel ventanal de madera.

 

Fragmento de la obra "Louise"

Por Ander García Martinez

 

  Comprar novela

COMENTARIOS

Deja un comentario