Llegó el día de partir...

   Llegó el día de partir... Me desperté. Me acordé de ella, de sus manos, de su voz. Ella, ella, ella… su rostro se repetía en mi mente. Recuerdo una vuelta a la consciencia bacheada, sintiendo la mañana nublada y triste, fuera y dentro de mi cuarto. El estómago hecho una pelota, confusión. Aprensión indecisa en el pecho que no me dejaba pensar bien. Me levanté de la cama con la duda de; cuándo sería la próxima vez que volvería a disfrutar de la tranquilidad de mi almohada.

 

Fragmento de la obra "ESCAPA" por Ander García Martinez

COMENTARIOS

Deja un comentario