Era un crío...

Era un crío, un crío con ganas de arrancarle la verdad a la vida. Sin miedo o tal vez, con demasiado como para quedarme quieto. Era un niño que quería jugar con los juguetes de los mayores y no iba a parar hasta descubrir todo aquello que se escondía tras mi destino incierto. Quizás fue el camino equivocado, pero fue el que recorrí. Caminé sobre esta locura sin saber por dónde lo hacía, pero no me arrepiento de ello, porque lo difícil siempre aporta, aunque a veces no sea dentro de lo conveniente.

 

 

 

Fragmento de la obra "ESCAPA" por Ander García Martinez

 comprar novela

      

COMENTARIOS

Deja un comentario