El puerto en llamas

Sin decir nada, nos dimos la vuelta y nos dirigimos corriendo hacia abajo, a la bodega, hacia la entrada del garaje de coches por la que seguramente Gus acababa de entrar hacía un minuto. Llegamos, la vi delante de mí pero ya era tarde, estaban levantando el portón.

     —¡Joder no!

     —¿Qué hacemos Denís?

Impactado cogí a Dan y me lo llevé a la plataforma de arriba. Al mirador del puerto. No sabía qué hacer. El ferry se iba soltando amarras delante nuestro. Dan a mi lado no entendía nada. Yo tampoco. Acabábamos de perder el barco y Gus se estaba yendo dentro de él. Pude imaginármelo embarcando por los pelos.

     —¿Qué coño hacemos Denís?

     —Tranquilo, no te preocupes, esperaremos al siguiente y ya está.

Pero me metí la mano en el bolsillo y entonces me di cuenta de que el mundo había empezado a escorar.

 

 

 

Fragmento de la obra "ESCAPA" por Ander García Martinez

 

  comprar novela

      

COMENTARIOS

Deja un comentario