Billete de ida.

Me desperté en la pequeña litera del compartimento. Ver a gente desconocida tumbada a mi lado, agravó la sensación de no saber bien dónde estaba. Hacía calor. Un calor que delataba el sur. No olía muy bien, eran mis intenciones. Me acordé de mi almohada, de los viajes al infinito cerrando los ojos sobre ella. Creo que era imposible soñar durmiendo allí, ningún sueño estaría dispuesto a sobrevolar aquel catre. Al despejarme, la cruda realidad me golpeó en toda la cara. Vuelven los demonios del más allá, para recordarte lo que estás haciendo. El porqué estás ahí. Para recordarte que todos los segundos que te esperan se visten de un tono oscuro. Puedes oler momentos críticos que se acercan, los has vivido anteriormente, pero nunca son iguales. Ellos son lo único que ronda en tu cabeza, bueno… ellos y tu hogar.

 

 

 

Fragmento de la obra "ESCAPA" por Ander García Martinez

 comprar novela

      

COMENTARIOS

Deja un comentario