¿La luz o la oscuridad?

Después de un largo y difícil camino entre rutas angostas y precipicios, el pequeño discípulo llegó a la cumbre, alzó la vista e hizo la pregunta que guardaba en su petate desde que partió…

     —Mi maestro.

     —Dime pequeño gran aprendiz.

     —¿Quién es más poderoso el bien o el mal? ¿La luz o la oscuridad?

     —Mi querido guerrero incansable buscador de la verdad…

La sombras siempre dependerán de la luz.

 

 

 

Por Ander García Martinez

COMENTARIOS

Deja un comentario