Hay algo...

¿Para qué escribir? Siempre que me veo aquí, en esta posición, como ahora, pienso que es imposible, que se acabó, que ya no hay sorpresa en la tapa del yogurt. Que ya no hay chistera donde meter la mano. Que me voy a quedar paralizado unos minutos mirando a la nada, perdiéndome en la profundidad del fondo en blanco, hasta darme cuenta de que han pasado cien años de soledad. De que ya nada merece la pena, ni siquiera volver a mover los pulmones una vez más para respirar. Pero quiera o no, hay algo que no puedo cambiar. Algo perenne como el espacio entre las cosas. Algo que frena la lluvia y deja las gotas estáticas a tu alrededor. El dedo que da vueltas a los tornados. Algo que crece dentro de los dos y que se expande por el mundo viajando a través de las miradas. Algo demasiado extraño. Algo que enciende a las personas y se empiezan a amar. Algo que solo cierra los ojos para sentir placer. Una luz universal que se divisa desde cualquier lugar. Una mano que sujeta la tierra a pesar de los hechos. Una perla en mi pecho que nunca dejará de brillar y que ahora mismo está cerca, muy cerca de ti.

 

 

Ander García Martinez

COMENTARIOS

Alejandrina
2018-10-31 15:28:54

Un canto a la perseverancia , a siempre caminar hacia la luz, por muchos obstáculos que se presenten, me encanta

Deja un comentario